EnglishCastellanoEuskeraFrenchCatalan Galego

San Pedro Atxarre

Montaña del macizo de Burretxagane. Domina ampliamente el estuario donde desemboca el río Oka, llamado ría de Mundaka, ría de Gernika o Urdaibai. Una ermita del siglo XV dedicada a San Pedro domina esta altura cubierta por el denso encinar cantábrico que convierte en auténticas selvas este interesante macizo montañoso. Al Norte se encuentran las famosas playas de Laida y Laga, verdadero paraíso para los practicantes del "Wind Surf". La cima también se denomina Atxerre.

Una leyenda cuenta que durante varias noches consecutivas los pastores observaron una luz en la ermita. Al final una medianoche decidieron subir y encontraron un sacerdote que al verlos comenzó a oficiar una misa, ya que era la penitencia que le quedaba para subir al cielo. Ese año los rebaños se multiplicaron, como aseguró el prebístero, pero los pastores partieron a los prados de Sollube en busca de nuevos pastos.

Comenzando en el asentamiento Romano de Forua, este recorrido nos llevará por el humedal más importante de la Comunidad Autónoma Vasca, de gran riqueza natural e histórica.

Inicio y fin del recorrido: FORUA

Desnivel máximo: 40 m.

Distancia: 7 Km.

Horario aproximado: 3 h.

Este recorrido comienza junto al asentamiento romano de Forua, lugar ocupado por los romanos entre los siglos I-III D.C.

Esta ruta comienza en una de las curvas rectificadas de la carretera que se dirige a Gernika desde Ea, en la curva que más cerca se encuentra del núcleo de Ea, pero antiguamente este camino comenzaba en el mismo pueblo de Ea, discurriendo junto al que fue molino de Goikoetxe, y arroyo del mismo nombre. Sin embargo en la actualidad este tramo se encuentra intransitable y cerrado por desuso, razón por la cual se ha decidido iniciarlo unos metros más adelante.

Se inicia el recorrido descendiendo hasta llegar a la ría, que se debe cruzar, dejando a la derecha los caseríos de Madariya y Goitisolo. A partir del puente se continúa junto al agua por un camino de pendiente prácticamente nula, que recientemente se ha arreglado para el desembosque de los materiales forestales que se aprovechan en la zona. Se trata de una pista ancha que dando un pequeño rodeo alcanza las ruinas de lo que fueron los caseríos Lejartza, antiguos molinos. En este primer tramo de desnivel moderado se puede observar a la izquierda un antiguo calero u horno de cal, donde se depositaba la piedra caliza para ser quemada y obtener de esa manera la cal, empleada como abono en la mejora de los suelos.

Este recorrido comienza junto a la Iglesia de Andra Mari en Ea.

Tomando el camino que parte de uno de los laterales de la iglesia se sube de forma recta hasta alcanzar la carretera de Bedarona, por un camino que discurre entre muros de piedra. Se debe cruzar con precaución esta carretera y continuar ascendiendo por el camino que sale justo en frente, sin abandonarlo hasta llegar a la campa de la ermita de San Bartolomé. Se trata de un tramo de fuerte pendiente.

A continuación se sigue por el camino carretil que sube hacia Bedarona, dejando a mano derecha el caserío Olabe, y luego se sigue por el antiguo andabide hasta llegar a la carretera de Bedarona. Sin pisar apenas la carretera y girando a la izquierda se toma el camino que junto al caserío Portu se dirige hacia las antenas de telefonía móvil.

A continuación se sigue por el camino carretil que sube hacia Bedarona, dejando a mano derecha el caserío Olabe, y luego se sigue por el antiguo andabide hasta llegar a la carretera de Bedarona. Sin pisar apenas la carretera y girando a la izquierda se toma el camino que junto al caserío Portu se dirige hacia las antenas de telefonía móvil.

Desde el barrio de Kanala subiremos por el encinar a San Pedro Atxerre, monte culminado por una ermita y de hermosas vistas panorámicas sobre el mar y el encinar. De regreso visitaremos bonitos barrios rurales como Akorda o Antzoras y la playa de Laida.

El itinerario se inicia en el barrio Kanala de Gautegiz Arteaga, a 1 km. escaso de distancia antes de llegar a la playa de Laida.

Pasados unos 50 m. desde el restaurante Kanala, encontramos un camino que sube a la derecha y nos conduce entre caseríos hasta la ermita de San Martín, que se encuentra rodeada de un grupo de vetustos robles. El ascenso es cómodo y, tras dejar atrás un chalet de construcción reciente, nos adentramos en un espeso encinar donde la proliferación de especies trepadoras y enredaderas dan a este bosque un aspecto selvático, es el encinar cantábrico, bosque de tipo mediterráneo que en el litoral cantábrico ocupa los enclaves más templados y los suelos rocosos mejor drenados.

Acerca de Arboliz

Casa rural Arboliz

La casa rural Arboliz es la primera casa rural del País Vasco, situada en la reserva de la Biosfera de Urdaibai y con unas inmejorables vistas al mar Cantábrico.

Leer más...